¿Cómo acelerar el arranque de Windows 10?

El arranque del sistema operativo Windows 10 ha sido uno de los más tranquilos, en comparación con los anteriores, pues no ha presentado grandes fallos o bugs muy problemáticos. Esto tiene su mérito, dado que cuenta con millones de configuración diferentes que puede presentar cada computador. En cambio las quejas se han centrado más hacia los problemas de privacidad que al arranque como tal.

Pero Windows 10 puede presentar problemas en el rendimiento, lo que hace que se ejecute con una lentitud mayor a la que podíamos ver en el Windows 7 o incluso en el 8. Sin embargo, esto se puede solucionar rápidamente ajustando la configuración.
¿Cómo acelerar el arranque de Windows 10?

Te mostraremos algunos trucos para que logres acelerar el rendimiento de tu sistema operativo, logrando que el computador arranque mucho más rápido y cargue los programas en menos tiempo. Pero no esperes grandes cambios si tu PC es un modelo viejo.

  • ¿Qué comprobar antes de cambiar la configuración?

1-. Posibles virus o malwares: Antes de cambiar la configuración, debes asegurarte de que la ralentización del equipo no esté siendo provocado por un virus o un troyano. Para ello haz una revisión de tu antivirus.

2-. Driver defectuoso: Algunos drivers de los discos duros pueden ocasionar problemas de incompatibilidad que generan retrasos en el arranque, para solucionar esto tendrás que actualizar todos los drivers del dispositivo.

  • Activar la opción de arranque rápido

El sistema operativo Windows 10 tiene un modo de arranque rápido que en algunas configuraciones lo podremos encontrar oculto y desactivado. Para su activación tendrás que entrar en el buscador y escribir Opciones de Energía. En la columna izquierda tendrás que seleccionar el comportamiento de Inicio/Apagado.

Luego pulsa sobre Cambiar la Configuración e inmediatamente aparecerán nuevas opciones en la sección de configuración de apagado. Tendrás que activar el arranque rápido y reiniciar el ordenador.

¿Cómo acelerar el arranque de Windows 10?

  • Acelera el arranque de Windows 10

1-. Aligera la carga: Deberás entrar en el buscador y escribir Administrador de tareas. Accede a Inicio y podrás ver los programas que están en marcha de forma automática cuando el computador está encendiendo.

Luego deberás ver en la columna de impacto los programas que están marcados como Alto o Medio, esto quiere decir que tardan más en ponerse en marcha, lo que ralentiza el arranque. Los programas que no uses frecuentemente desactívalos, para ello solo debes pulsar el botón derecho y seleccionar deshabilitar.

Siempre recuerda que, algunos programas necesitan arrancar al inicio para el correcto funcionamiento del computador, desactiva solo aquellos que reconozcas como no importantes para el inicio.

2-. Retrasa los servicios: Cuando Windows 10 se pone en marcha esto activa muchos servicios del sistema, es decir, decenas de funciones que se necesitan para controlar el computador. Algunas de estas funciones pueden estar generando fuertes retrasos en el arranque. Para solucionarlo deberás hacer los siguientes pasos:

  • Lo primero que debes tener en cuenta es que esta opción sólo debe ser usada por usuarios avanzados y que es recomendable no desactivar nada si no sabes lo que haces pues podrías dañar el computador.
  • Deberás escribir en el buscador la palabra ejecutar y en la pantalla que se abre tipear services.msc.
  • Luego se abrirá una pantalla con los servicios locales en Windows 10. Deberás examinarlos y leer la descripción de cada uno para conocer de qué se encargan.
  • Si sospechas que alguno de ellos es el que está ralentizando el arranque selecciónalo y elige la opción que indica Inicio Retrasado.
  • Cuando termines de hacer los cambios necesarios, reinicia el computador y listo.
  • Deja que Windows te ayude

El sistema operativo, al igual que todos, tiene un asistente que realiza chequeos en el sistema y detecta los problemas del rendimiento. Aquí podrás observar si tiene alguna anomalía.

Para ello tendrás que pulsar el botón derecho del mouse, entra a inicio y seleccionar Panel de Control. Luego tendrás que hacer clic sobre Solución de problemas.

Allí verás un menú que te permitirá buscar los diferentes problemas de hardware, redes, seguridad, entre otros. Deberás elegir en función de lo que primero te parezca que está generando un problema. Realiza todos los chequeos que el programa te sugiere.

  • Ajusta la Memoria Virtual

Si empiezas a notar que el Windows 10 se ralentiza cuando abres las ventanas o accedes a los menús de las aplicaciones, es probable que esto se deba a un problema con la caché del disco duro. Para solucionarlo tendrás que:

1-. Entrar a Sistema, luego a Configuración Avanzada del Sistema. Y buscar la ventana que indica Opciones Avanzadas. Luego tendrás que buscar en la sección de Rendimiento y seleccionar Configuración.

2-. Deberás tocar la pestaña de Opciones Avanzadas y buscar el apartado de Memoria Virtual, luego selecciona Cambiar.

3-. Una vez hecho el paso anterior, tendrás que desmarcar la casilla que indica Administrar Automáticamente.

4-. Selecciona el disco duro y la partición donde tengas instalado el Windows 10. Marca la opción de tamaño personalizado, aquí tendrás que poner como tamaño inicial 1.5 veces la memoria RAM que poseas, en MB. En tamaño máximo tendrás que colocar 3 veces la memoria RAM. Es decir, si tienes una memoria RAM de 4 GB, deberás multiplica 4×1.5= 6GB esto es igual a 6000 MB.

Responder